Guerra en la Antigua Grecia



Guerra en la Antigua Grecia es la frase usada para describir la guerra de las poleis griegas (las ciudades estado de la Antigua Grecia entre la revolucion hoplítica del siglo VIII a. C. y la emergencia del imperio macedonioen el siglo IV a. C.

La guerra griega antigua estuvo dominada en tierra por la formación de la falange una profunda línea formada por hoplitas equipados con escudos, lanzas y espadas. El hoplita recibe su nombre de su escudo, el "hoplon". El plan de la falange consistía básicamente en avanzar hacia el enemigo con la lanza de cada falangita extendida hacia el enemigo. Cuando la falange llegaba al alcance de las espadas, los falangitas sacaban las suyas y empezaban a luchar. Si los arqueros enemigos disparaban flechas a la falange, los falangitas levantaban sus escudos, puesto que la unidad era esencial para su defensa. La falange griega era la mejor infantería, demostrada por la victoria ateniense en Maratón. Diez mil hoplitas atenienses organizados en una falange, derrotaron a un ejército persa muy superior en número, de unos 26.000 hombres; los soldados atenienses sufrieron escasas pérdidas. Otro tipo de soldado era el peltasta, que pertenecía a la infantería ligera y estaba equipado principalmente con varias jabalinas. Los peltastas eran usados normalmente para las escaramuzas.

external image hop5.bmp
El antiguo reino de Macedonia perfeccionó la falange con el uso de las, inusitadamente largas, sarissas. Además de la formación de la falange, los macedonios bajo el rey Filipo II comenzaron a usar escuadrones de caballería ordenados y unidades tácticas de escaramuzadores en la batalla.

Otro cambio introducido por Filipo II fue la creación y el mantenimiento de un ejército profesional. Antes, las falanges griegas habían estado compuestas por soldados-ciudadanos. Los ejércitos profesionales, sin embargo, muy entrenados fueron la norma; especialmente después de que el hijo de Filipo, Alejandro III, conquistara el vasto imperio persa y, a su muerte, dejara varios estados a los diádocos. No fue hasta la evolución de la falange al estilo más flexible de la legión romana, en organización y equipamiento, y combinado con el más ampliamente difundido uso de la caballería ligera, cuando la falange griega perdió en el campo de batalla. Otra forma de falange, la falange oblicua, se empleó cuando los ejércitos enfrentados intentaban flanquear a la falange, o atacar los lados vulnerables. Para defenderse contra dicha maniobra, las alas derecha y central de la falange se fusionaban con el ala izquierda para formar una falange de cincuenta hombres de fondo.

En torno a la época de las guerras médicas, los griegos (y especialmente los atenienses) tuvieron la idea de armar barcos y luchar en el mar. La embarcación de combate griega básica era el trirreme, con tres hileras de remos en cada lado para aumentar la velocidad y la maniobrabilidad. La estrategia ateniense en los combates navales demostró su éxito en la Batalla de Salamina, donde una pequeña flota ateniense basada en el principio de chocar, quemar y capturar las embarcaciones enemigas, venció completamente a la flota persa.

Después de la derrota de los persas en el Mar Egeo, los atenienses usaron su marina como defensa contra los piratas y otros peligros, en un esfuerzo de promover el comercio dentro de la confederación de Delos. La guerra naval fue decisiva en la guerra del Peloponeso, cuando la estrategia de Atenas se convirtió otra vez en superioridad naval y los atenienses intentaron encerrarse dentro de sus Muros Largos y utilizar su flota para bloquear los puertos de los aliados de Esparta, limitando el comercio. Después de la arriesgada aventura militar en Sicilia, Atenas perdió una gran parte de su flota y muchos de sus mejores soldados. Los espartanos aprovecharon este golpe aplastando y creando rápidamente su propia marina con el apoyo de Persia. Con un incuestionable ejército de tierra y una marina pasable, Esparta incitó a muchas colonias atenienses a rebelarse, privando a Atenas de los fondos necesarios para construir más barcos. No pasó mucho tiempo antes de que Esparta tomara Atenas, derribara los muros de la ciudad y la saqueara.

Guerra del Peloponeso en la Antigua Grecia:



external image 20070717klphisuni_56iessco.jpg

Las denominadas Guerras Medicas sin duda habían logrado unir a dos pueblos griegos de renombre como Atenas y Esparta con un fin común, destruir al arrollador imperio persa. Tras una serie de batallas que pusieron en jaque al mundo helénico el objetivo fue logrado; la victoria fue obtenida por los griegos. Ante la posibilidad de encontrarse amenazados nuevamente, estos dos pueblos conforman, independientemente uno del otro, dos ligas o alianzas: Atenas la de Delos y Esparta la del Peoloponeso.
El plan de unir fuerzas con otras ciudades fue, en principio, una idea brillante, pero inesperadamente desencadenaría una guerra que duraría alrededor de treinta años, desde el 431 a.C. hasta el 404 a.C., la conocida como Guerra del Peloponeso.
Esta lucha de poderes se originó cuando la ciudad de Corinto, perteneciente al Peloponeso, inició una disputa contra Corcira, la cual no integraba ninguna de las alianzas defensivas y veía amenazada por Corinto su colonia de Epidamno, en la costa de Iliria.

Ante tales hechos, Atenas optó por brindarle su apoyo a Corcira temiendo que la flota de la liga del Peloponeso se hiciera fuerte si Corinto triunfaba. Por lo tanto Esparta y las demás ciudades aliadas se vieron en la obligación de intervenir e iniciar la guerra.
La Guerra del Peloponeso en su primera fase no duró demasiado debido a que Atenas fue asolada por una peste en el 429 a.C. y, en consecuencia debilitada, permitiendo el avance espartano y su posterior victoria.
Viendo que no quedaban muchas alternativas, Atenas firmó la paz con Esparta, en el año 421 a.C. por la cual ambas ciudades-estados debían devolver el producto de sus conquistas, aunque Esparta no cumplió.
Años mas tarde, en el 415 a.C. Atenas vuelve a probar suerte, esta vez, avanzando sobre la ciudad de Siracusa, también perteneciente al Peloponeso, logrando una segunda derrota en el año 413 a.C. y logrando que el poder de Esparta continuara creciendo, sobre todo gracias al apoyo de los persas, los antiguos enemigos, quienes aprovecharon este conflicto interno para aliarse al bando triunfante a fin de recuperar lo que años atrás habían perdido.
Pero no todo terminó aquí. La derrota definitiva de Atenas llegaría en el año 405 a. C. tras la implementación de una delicada estrategia.
Lisandro, jefe espartano, se hace con el control del Helosponto, lo que significaba el control total de los suministros de víveres y primeras materias a la región del Ática. Teniendo en cuenta esta ventaja, acampó sus legiones alrededor de Atenas y esperó a que el hambre hiciera mella en los mismos. El plan resultó a la perfección y a los atenienses sólo les quedó rendirse nuevamente.
De esta manera, Esparta obtuvo el poder total, erradicó la democracia e impuso su forma aristocrática de gobierno. Si embargo, debió luchar posteriormente contra la ciudad de Tebas, lo cual le originó importantes bajas y abrió las puertas al avance de un nuevo gobernante, Filipo II, de Macedonia.

Pericles el gran lider de Atenas.



Pericles fue el líder más poderoso de Atenas cuando las ciudades estado griegas, las polis, se encotraban en el apogeo de su poder, allá por el siglo V a.C. Pericles nació en Atenas poco antes de la célebre Batalla de Marathón. Su madre era Agarosa, la sobrina de Cleisthenes, fundador de la democracia en Atenas. Cleisthenes fue miembro de la Alcmeonidae, una antigua y poderosa familia aristócrata ateniense. El padre de Pericles era Xanthippus, uno de los generales que estuvo al mando de Atenas cuando los persas fueron derrotados en la batalla naval de Mycale.
Pericles recibió la enseñanza habitual de un joven ateniense de una familia acomodada. Además de las asignaturas básicas, estudió música, poesía y retórica. El profesor que ejerció mayor influencia sobre él fue el filósofo Anaxágoras. Fue con Anaxágoras cuando Pericles se enteró que los acontecimientos del mundo sucedían por causas naturales, y que las reflexiones eran un punto muy importante para la toma de decisiones.
external image pericles2.jpg

Inicialmente, Pericles dejó de lado la carrera política y se concentró en el ejército. Antes de cumplir 30 años, se convirtió en protegido de Ephialtes. Pericles lo apoyó en su ataque contra el Consejo del Areópago. Tras el asesinato de Ephialtes, Pericles asumió el liderazgo de la facción populista. Su mayor oponente era el líder de la facción aristocrática, Cimón, hijo de Miltíades.
Cimon era un defensor de las relaciones de amistad con Esparta. Cuando estas relaciones se convirtieron en motivo de tensión, Pericles y los populistas obligaron a exiliarse a Cimón. Pronto estalló la guerra contra Esparta, y Pericles obtuvo grandes éxitos en la batalla. Pero el conflicto, conocido como la Primera Guerra del Peloponeso, se quedó estancado en un punto muerto. Cimón volvió de su exilio, y durante algunos años, compartió el poder con Pericles. Pero, mientras conducía una expedición militar contra Persia, Cimón muere y Pericles vuelve a asumir el mando y la posición preeminente en Atenas.
Pericles pronto consiguió la paz con Persia. Fue el momento del gran apogeo de Atenas, convirtiéndose en una ciudad imperial. La tesorería se trasladó hasta Atenas y se usó para reconstruir la Acrópolis y el Ágora. El partido de los aristócratas se opusieron a todo esto, pero las cosas volvieron a su cauce cuando su líder, Tucídides, fue enviado al exilio.
Pericles era el jefe supremo. Su autoridad era tan grande que llegó a conocerse como el Olímpico Pericles. Durante una década fue prácticamente indiscutible. Fue elegido general catorce veces consecutivas, y siguió siendo la figura política más importante de Atenas hasta su muerte.
Pero, aunque fue un hombre de vida común en su vida militar y política, apenas se conoce nada de su vida privada. Fue conservador hasta el extremo, pero la gente lo amaba. Fue un gran orador, de un tremendo encanto. Incluso sus más ardientes opositores respetaban su habilidad retórica.
Tuvo dos esposas. La primera de ellas era pariente suyo. La segunda fue Aspasia, de la que Pericles cayó profundamente enamorado. Ella era de Mileto, en donde a las mujeres participaban mucho más en la sociedad que las mujeres de Atenas. Cuando
external image aspasia_04.jpg trató de crear una escuela para mujeres, escandalizó a la comunidad, y dio razones a los opositores de Pericles para atacarlo. También hubo otros escándalos políticos que perjudicaron a Pericles. Al mismo tiempo, se distanció de su hermano mayor por cuestiones de dinero.
La caída de Pericles se inició cuando fue acusado de crear la Guerra del Peloponeso para desviar la atención de estos escándalos. La gente estaba enojada con él sobre todo por negarse a dirigir el ejército para la batalla. Fue censurado por ello, pero él afirmaba que su verdadero ejército estaba dentro de los muros de Atenas. Fue la flota ateniense la que llevó a cabo la guerra, y el éxito alivió la crisis de su política.
La gran peste que asoló Atenas poco después del comienzo de la guerra también golpeó a la familia de Pericles. En primer lugar murió su hijo mayor, y a continuación falleció su segunudo hijo, Paralus. Emocionalmente, esto fue demasiado para Pericles, quien lloró desconsoladamente en el funeral de Paralus. Pericles murió poco después. Sólo quedó el hijo que tuvo con Aspasia, al que también llamó Pericles. Éste fue uno un general ateniense, llevado a juicio por no ir a rescatar a los supervivientes de una batalla naval producida en el 406 a.C