Los Juegos Olímpicos que cada cuatro años reúnen a los deportistas más destacados de todo el mundo, tienen su origen (y su nombre) en las fiestas deportivas y religiosas que se realizaban en la Grecia clásica, entre los años 776 a.C. y 339 d.C.
Desde siempre los hombres han practicado deportes para mejorar su rendimiento físico, pero esto estuvo ligado inicialmente a las necesidades de fortaleza para la caza (primero) y las batallas (segundo). Fueron los griegos quienes llevaron a su máxima conexión la práctica de deportes para un saludable estado mental, ligando así el deporte, con el alma, la educación, el espíritu y la sabiduría.
El culto que los griegos antiguos realizaban al cuerpo no estaba relacionado con una concepción banal de la belleza, sino como reflejo de las condiciones del espíritu, de la fortaleza interior y de la inteligencia.


El Parthenón, Atenas
El Parthenón, Atenas


external image olimpi_8.jpg


Los antiguos griegos contaban con cuatro eventos deportivos sagrados, los Juegos Panhelénicos. El más importante de ellos era el realizado en la ciudad de Olimpia, en honor a Zeus (dios de dioses). Al año siguiente se realizaban en meses diferentes, los juegos Nemeos (también en honor a Zeus) y los Juegos Ístmicos (en honor a Poseidón, hermano de Zeus). Al tercer año se realizaban los Juegos Píticos, en la ciudad de Delfos, en honor a Apolo (hijo de Zeus). En el cuarto año se volvían a realizar los Juegos Nemeos e Ístmicos, menores en convocatoria que los Juegos Píticos y de Olimpia. Una vez concluidos estos, comenzaba nuevamente el ciclo de Juegos Panhelénicos. De esta forma, al no superponerse, se garantizaba que los atletas puedan participar de todos ellos.

LOS 4 EVENTOS DEPORTIVOS;DEPORTE HELENICO:

El deporte profesional se fue diferenciando cada vez más del deporte aficionado,y, por consiguiente, del deporte escolar. Tanto en la época arcaica como en la helenística, la educación física fue esencialmente deportiva, dominada por la noble emulación del espíritu de competición: prepara al niño, y luego al adolescente, para intervenir honrosamente en los concursos consagrados a las diversas pruebas de Atletismo. Los demás deportes quedan decididamente al margen. Los deportes hípicos eran privilegio de una minoría aristocrática de grandes terratenientes. Y en este mismo medio, la equitación continúa formando parte de la educación juvenil, en un mismo plano con la gimnasia y el ejercicio de las armasEl deporte helénico conoce de muchas variedades de juegos con pelotas: la de frontón, la de robar la pelota, la triangular, la pelota "al aire " e inclusive una especie de jockey, que se jugaba con un cayado. Los jóvenes practicaban de ordinario todos estos juegos, conjuntamente con los demás deportes; pero solo a título de diversión. Estos juegos en sí no eran los deportes verdaderos. En ninguna parte figuran en los programas de los Juegos, ni en los grandes Juegos Panhelénicos: Piticos, Istmicos, Nemeos y Juegos Olímpicos Antiguos.
Los juegos nemeos y juegos istmicos: Los Juegos Nemeos provienen de los juegos fúnebres, ya que los jueces iban vestidos de luto (color gris-negro). A esto se une la ubicación del templo de Zeus, del cual aún quedan en pie algunas columnas, en un bosque sagrado de cipreses, un árbol que siempre simbolizó la muerte y el infierno.

Los Juegos Ístmicos fueron unos Juegos Panhelénicos de la Antigua Grecia, llamados así porque se celebraban en el istmo de Corinto, el tercer año de cada Olimpiada en honor de Poseidón. El santuario panhelénico de este dios en Corinto fue acondicionado para darles acogida en 690 a. C..

La excepcional situación geográfica de Corinto «enclavada entre dos mares», en el estrecho istmo que une las dos partes de la Grecia continental, contribuyó al éxito y a la importancia política de los Juegos Ístmicos, con Poseidón y Melircetes como figuras clave.

Los Juegos Píticos fueron uno de los cuatro Juegos Panhelénicos con los de Olimpia , los Juegos Nemeos y los Juegos Ístmicos. Como los otros grandes juegos, también se consideraban fúnebres, en conmemoración de una muerte: son un aspecto del agon epitaphios que se practicaba junto a la tumba de Pitón, enterrado por su hijo Aix, cuyo nombre significa «la cabra».

Parece que los implantó el propio Apolo, tras su victoria sobre Pitón.
La competición debe su nombre al lugar, que se llamaba Pito, bien por las preguntas (punthanesthai) que le hacían los visitantes del oráculo, bien porque el animal que allí murió se estaba pudriendo (punthesthai).**
Los Juegos Píticos tomaron su forma definitiva después de la llamada primera guerra sagrada.
Los habitantes de la cercana Crisa querían apoderarse del rico santuario de Delfos. Los habitantes de Delfos pidieron ayuda a los anfictiones, un grupo de 12 etnias relacionado inicialmente con el culto a Deméter en Tesalia.
Crisa fue vencida y los anfictiones pasaron a administrar el santuario a partir de 590 a. C.
Restablecieron el agón.
Fueron realizados en elsantuario de Delfos y eran consagrados a Apolo ; se daba como premio una corona de laurel (árbol consagrado a Apolo por la transformación de la ninfa Dafne), la gloria y el reconocimiento de los dioses.
external image 1904.jpg



Los Juegos Olímpicos se dividían en 4 agones (certámenes), según las características de los deportes practicados. Estos eran: los agones atléticos, los agones luctarios, los agones hípicos y el pentatlón, competencia por excelencia de los Juegos. Además se incluían competencias de heraldos y trompeteros y posteriormente otros certámenes musicales.

Los agones atléticos abarcaban las distintas modalidades de carreras que según la distancia se llamaban: estadio (el trayecto más corto), la dromos de casi 200 metros de extensión, la diaulos (un recorrido doble, de ida y vuelta de dos estadios), y la dólica que llegó a extenderse hasta 24 recorridos al estadio. Según diversos historiadores, las carreras fueron extendiendo su longitud a través del tiempo.



Además, dentro de las pruebas atléticas, se incluyen el salto en longitud, y el lanzamiento de disco y lanzamiento de jabalina.

Los agones luctarios engloban a los deportes de contacto físico y lucha. El más violento de ellos era el pancracio, lucha libre que en muchas ocasiones concluía con la muerte del deportista derrotado.

Una variante de esta lucha libre salvaje y violenta, era la propiamente llamada “lucha”, que consistía en derribar al contendiente pero sin golpearlo, sólo valiéndose del forcejeo. El tercer certamen luctario era el pugilato, deporte que derivó en el boxeo actual.

Los agones hípicos consistían en carreras de caballos, ya sea montados por los jinetes o bien en carros. Las carreras de carros tirados por caballos eran uno de los eventos que más público convocaban.

El pentatlón, por su parte, se incorpora a los Juegos Olímpicos Antiguos hacia el año 708 a.C, y consistía en la reunión de 5 certámenes que ya se venían realizando: carrera de velocidad, salto de longitud, lanzamientos de disco y de jabalina y lucha, que eran realizados por un único atleta como prueba combinada.
Los atletas que participaban de los Juegos lo hacían completamente desnudos, y se congregaban un mes antes de su comienzo, en la ciudad de Elis, a 50 km de Olimpia. Se debían inscribir un año antes para poder participar, y dedicaban su vida a los deportes aceptando un estricto reglamento, que –entre otros puntos- establecía la prohibición de cualquier intento de soborno, empujar al adversario en las pruebas que no lo establecían, o expresar públicamente el desacuerdo con alguna medida tomada por los jueces de los Juegos.

external image cvnews49-5.jpg